Adolescencia y sexualidad

“La sexualidad tiene un importante papel en el desarrollo de una vida plena y gratificante, no se puede separar del derecho al placer del derecho a la vida”

 

Cuando hablamos de sexualidad estamos hablando de un proceso vital humano, es inherente al ser humano.  La sexualidad es un constructo muy amplio, es necesario entenderlo en las distintas etapas del desarrollo para poder comprender una parte fundamental del ser humano.

Desde que la los primeros años de vida el niño experimenta sensaciones placenteras al tocarse, ser acariciado, o besado. Una vez comienza la adolescencia comenzarán a sentir mayor interés por todo lo que respecta a la sexualidad.

Los menores ven las expresiones de afecto y las actitudes sexuales de los adultos que le rodean, en la televisión, series, películas, videoclips, y en algunas ocasiones tratará de imitar. Por lo tanto, es responsabilidad de los adultos que rodean a los menores educar en las relaciones afectivo-sexuales.

Es importante tener en la cabeza alguna que otra pincelada de cómo se produce en los adolescentes que nos rodean los cambios relacionados con su desarrollo con respecto a su sexualidad en función de su edad. En la siguiente tabla queremos resumirlo.

Adolescencia inicial (10 a 12 años) –        Primeros cambios puberales.

–        Se inicia la diferenciación sexual.

–        Comienza la preocupación por su imagen física.

–        Deben adaptarse a su nuevo cuerpo.

–        Experimentan frecuentes fantasías sexuales.

–        Generalmente se inicia la masturbación.

–        Etapa del conocido “amor platónico”.

Adolescencia media (13 a 17 años) –        Incapacidad de los adolescentes para anticipar consecuencias de sus conductas sexuales.

–        Generalmente comienzo de la menstruación.

–        Se produce el distanciamiento afectivo familia.

–        Dudas con respecto orientación sexual.

–        Primeras relaciones con parejas.

–        Inicio de las conductas de riesgo.

Adolescencia tardía (17 a 21 años) –        Consolidación de la identidad personal y sexual.

–        Consolidación de la capacidad de intimar.

–        Autoimagen más realista, madura.

–        Relaciones de pareja más estables

 

 

¿Qué elementos determinan el inicio de la actividad sexual?

¿Cuándo hablamos de sexualidad de cuántas cosas estamos hablando?

Hablamos acerca de identidad de género, qué es la convicción íntima y profunda que tiene cada persona acerca de su pertenencia al sexo femenino o masculino, independientemente de sus características cromosómicas (lo que pone en nuestro ADN). La identidad de género es el aspecto más básico de nuestra identidad, y está relacionado con nuestro reconocimiento y aceptación de nosotros mismos.

También se incluye dentro de sexualidad lo referente a la orientación sexual entendida como el sentimiento de atracción sexual y emocional persistente hacía hombres y/o mujeres. Aparece de manera espontánea durante la niñez y se hace evidente durante la adolescencia inicial. No es una decisión consciente.

Al decir sexualidad estamos hablando además de conducta sexual que no se refiere sólo a la relación sexual coital es una amplia gama de comportamientos que se dan en la sexualidad: besos, caricias, masturbación.

Debemos también saber diferenciar de todo lo anterior otro concepto que se incluye como es el del rol sexual entendida como la forma en la que nos comportamos (a través de cómo se nos ha educado), pudiendo estos comportamientos ser los esperados para un  hombre, mujer, o en algunos casos no estar definida por el concepto antiguo del género binario.

Añadir el concepto de identidad sexual que es el modo de ser, de relacionarse, y de vivir como un hombre, una mujer, etc. Es una función normal del ser humano. Comienza a construirse desde el nacimiento pero se define al final de la adolescencia a lo cual contribuye todo lo anteriormente nombrado.

Y por último las actitudes y valores en la sexualidad. Estos son acerca de nuestro comportamiento sexual, nuestro rol sexual, y nuestra orientación sexual, son aspectos de gran importancia en el desarrollo y vivencia de nuestra sexualidad. Nuestras actitudes y valores están determinados por las expectativas de nuestras familias y la sociedad en la que vivimos.

 

La etapa evolutiva de la adolescencia es una etapa evolutiva que será difícil superar de la mejor manera si no lo hacemos conociendo y entendiendo la sexualidad en toda su amplitud. La adolescencia está plagada de cambios tanto físicos como emocionales que influirán en la construcción de cada una de las personas, por lo tanto las conductas sexuales estarán influidas por todo aquello que ocurra en esta etapa.

La sexualidad abarca muchas facetas y concierne más cosas que la relación sexual coital, tiene que ver con cómo nos vivimos, cómo nos conocemos, la afectividad hacia nosotros y hacia el otro.

Elena Valero Herranz

Octubre, 2019

Referencias bibliográficas

Câmara, S. G., Sarriera, J. C., & Carlotto, M. S. (2007). Predictores de conductas sexuales de riesgo entre adolescentes. Interamerican Journal of Psychology41(2), 161-166.

García Imia, I., Ávila Gálvez, E., Lorenzo González, A., & Lara Carmona, M. (2002). Conocimientos de los adolescentes sobre aspectos de la sexualidad. Revista Cubana de Pediatría74(4), 0-0.

Garcia-Vega, E., Robledo, E. M., García, P. F., & Izquierdo, M. C. (2012). Sexualidad, anticoncepción y conducta sexual de riesgo en adolescentes. International journal of psychological research5(1), 79-87.

Valli, Bustos. R., (2005). Adolescencia y salud: polimodal. Editorial Santillana.

Weiss M., Greco, M., (1995). Educación sexual: charlando sobre nuestra sexualidad en la escuela de hoy. Editorial Troquel

 

 

 

 

 

 

 

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*