El poder del miedo

El mundo actual está impregnado de miedo, y a veces podemos encontrarnos en situaciones en las que actuamos movidos por temor. La gran influencia de los medios de comunicación nos hace pensar en lo asustados que “deberíamos estar” desde que nos levantamos y vemos las noticias de la mañana. La gran noticia del coronavirus y su extensión resuena por todos sitios a todas horas (radio, televisión, redes sociales, personas de nuestro alrededor, conversaciones ajenas en la cola del supermercado…). Esto hace que nuestros temores se multipliquen y nos podamos encontrar agitados, en estado de alerta, sin dejar de pensar en la enfermedad, con aumento del ritmo cardíaco, sudoración, temblores, insomnio…

Todos los medios anuncian los síntomas de la enfermedad, lo importante que es lavarse las manos y mantenerse a más de un metro de las personas, sobre todo si nos hallamos en población de riesgo, pero ¿qué hay del malestar psicológico? ¿Qué podemos hacer si nos encontramos aterrados todo el tiempo?

El Colegio Oficial de Psicólogos tiene recomendaciones para este caso en particular. Antes de nada, es importante identificar los pensamientos que pueden generarnos malestar, reconocer nuestras emociones y aceptarlas. No nos tenemos que dejar engañar por las noticias falsas, por lo que debemos buscar pruebas de realidad y datos fiables en medios oficiales. De esta forma, podremos informar a nuestros seres queridos de manera realista, sin propagar un miedo infundado, y evitando la sobreinformación que en muchas ocasiones resulta abrumadora y confusa.

El autocuidado mental es necesario, tanto para los pequeños como para los adultos. Continuar con nuestras rutinas y procurar hacer vida normal dentro de lo posible es esencial. También hay que tener cuidado con las conductas de rechazo y discriminación. El miedo puede hacer que reaccionemos de manera impulsiva, pero si lo tenemos en cuenta con antelación, podremos evitarlo. Debemos mantener una actitud optimista y objetiva, apoyándonos en familia y amigos para mantener la calma y adaptarnos a la situación. Evitar hablar constantemente del tema nos ayudará, pudiendo poner nuestro foco de atención en otros temas relevantes en nuestra vida, puesto que ésta no se ha paralizado por el COVID-19, y continúa a pesar del miedo.

En cuanto a los más pequeños, ocultarles el problema y no explicárselo es un error, puesto que la confusión, sumado a lo que escuchan en todos los medios, hace que magnifiquen el problema, sintiendo un gran miedo a enfermar y morir. Una forma de protegerles de estos pensamientos es explicárselo de forma sencilla y realista, trabajando la información con dibujos y preguntándoles cómo se sienten y qué pueden hacer para tranquilizarse. Es posible que detrás del miedo se halle desinformación, confusión o tristeza, y comprenderlo, explicar correctamente las medidas de seguridad que deben tomar e informar de que se está trabajando para acabar con este peligro, es muy importante para su bienestar.

En internet se encuentran varios medios para explicarles la situación, tales como el cuento “¡Hola! Soy el coronavirus”, las campañas de información infantil sobre el coronavirus y las infografías del Ministerio de Sanidad o el uso de canciones infantiles para el lavado de manos, recomendación de organizaciones infantiles como Unicef (https://www.instagram.com/p/B9g39i3DASk/).

Todos hemos podido vivir en primera persona las consecuencias del miedo, resultando en una histeria colectiva que ha empujado a la gente a acudir en masa a supermercados para abastecerse de comida y utensilios de limpieza.

Esto es una clara consecuencia del pánico desatado por el desconocimiento de lo que pueda deparar el futuro. Podría decirse que el miedo está contagiándose mucho más rápido que el propio virus.

Sin embargo, es importante, de nuevo, ser objetivos y atender a la información ofrecida por las grandes cadenas alimenticias, tales como Mercadona, que garantizan el correcto abastecimiento de comida. Del temor a quedarnos sin comida o papel higiénico suficiente pasamos al temor a ser contagiados por alguien cercano a nosotros.

Basta con toser en público para ver las caras de repulsión y comprobar que todo el mundo da un paso lejos de nosotros. El miedo a veces se refleja en forma de ira, llegando a discusiones acaloradas en trenes, o incluso aterrizajes forzosos de aviones, únicamente por toser o estornudar en una época en la que estas acciones ofenden y aterran.

En conclusión, aparte de conocer las medidas de seguridad tanto físicas como psicológicas para defendernos ante esta amenaza, es importante confiar siempre en medios oficiales y ser objetivos. Nos encontramos en una época en la que tenemos los mejores índices de seguridad, aunque esto no se vea reflejado en la sensación de seguridad de las personas. Este miedo es inducido, planificado y estructurado, y es importante percatarse de su intencionalidad para ver que en realidad está beneficiando a unos cuantos mientras el resto se siente desesperanzados. Por tanto, debemos responder al temor con solidaridad, unidad y una adecuada respuesta colectiva.

Paula López Cortés, Marzo 2020

 

Referencias bibliográficas:

Colegio Oficial de Psicólogos (2020). Recomendaciones dirigidas a la población para un afrontamiento eficaz ante el malestar psicológico generado por el brote de Coronavirus-COVID 19.

Compras masivas por el pánico al coronavirus: ¿Por qué el papel higiénico es el producto más demandado? (11 de marzo del 2020). 20 minutos. Recuperado de www.20minutos.es

Fouce Fernández, J. G. (26 de febrero del 2020). La era del medioceno. El Obrero. Defensor de los trabajadores. OPINIÓN. Recuperado de https://elobrero.es/opinion/43374-la-era-del-miedoceno.html

Molina Cruz, M. (2020). ¡Hola! Soy el Coronavirus. Mindheart. Recuperado de http://www.mindheart.co/

Rolfe, B. (10 de marzo de 2020). Pasajeros del tren pelean por una tos “repugnante” movidos por el miedo al coronavirus. Yahoo! Noticias. Recuperado de https://es.noticias.yahoo.com/

Tizón, J. L. (2011). El poder el miedo ¿Dónde guardamos nuestros temores cotidianos? Morata, Madrid.

Un avión aterriza de emergencia tras el estornudo de un pasajero. (11 de marzo de 2020). Noticias de Navarra. Recuperado de https://amp.noticiasdenavarra.com/

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*